Crónica del concierto en el FIB 2015

El fin de semana pasado, The Prodigy visitaron nuestro país para actuar en el Festival Internacional de Benicasim. Con un poco de retraso respecto a la hora programada, los ingleses presentaron en la localidad castellonense los nuevos temas incluidos en su último disco. Nuestra compañera Vicen estuvo allí para verlos en directo y nos ha dejado su crónica del concierto para compartirlo con todos nosotros:

Llegamos al festival sobre las 21:00. The Prodigy no actuaban hasta la 1 de la madrugada, su hora habitual en España, así que aprovechamos para ver a Noel Gallagher, que tocaba en el escenario principal antes que ellos. Nos pudimos poner en primera fila, zona derecha del escenario, justo delante de la pantalla, esperando a que acabara Noel para meternos un poco más hacia el centro. Finalmente nos quedamos un poco más a la derecha de donde suele ponerse Rob.

Aquí tenéis las dos únicas fotos que hice, del montaje del escenario:

Escenario 2

Escenario 1

No hice más fotos porque preferí disfrutar del concierto, sin preocuparme de dónde iba a acabar el móvil, así que lo dejé en el bolso al otro lado de la valla de seguridad y ahí se quedó todo el concierto.

La última vez que los vi fue el año pasado en el SOS 4.8, en Murcia, antes de que sacaran el nuevo álbum, así que no había escuchado ninguno de los temas nuevos, ni siquiera en Internet (sin contar “Rok-Weiller”).

En el sitio donde estábamos había mayoría de chicas, podías bailar y saltar sin agobios ni empujones, ni siquiera en una de las veces que Maxim bajó al foso y se subió a la valla justo delante de mí. Queda demostrado, se puede ir a un concierto de The Prodigy sin dar codazos ni patadas, todos disfrutamos más.

En cuanto al público, me esperaba más guiris, pero donde estábamos nosotras había más españoles que extranjeros. Dicen que este año el público estaba en un 50/50. El ambiente fue muy bueno, la gente se conocía todas las canciones, nuevas y viejas, supongo que en primera fila se nota más, ya que siempre acabamos los más frikis ahí, aunque cuando enfocaban en las pantallas a todo el público también se veía fiesta. Había cámaras grabando pero dudo que emitan algo.
Después de unos 20 minutos de retraso, empezaron con “Breathe”, apuesta segura para empezar fuerte y que la gente se anime desde el principio. Los temas que tocaron fueron estos:

Breathe
Nasty
Omen
Wild frontier
Firestarter
Roadblox
Rok-Weiller
The day is my enemy
Voodoo people
Get your fight on
Run with the wolves
Invaders must die
Medicine
Smack my bitch up
Their Law
Take Me To The Hospital

No me suena que tocaran “Rise of the eagles” antes de “Their law”, como he visto en algún sitio, pero vamos, que podría ser, porque tengo memoria de pez para estas cosas.

El sonido, en general, muy bueno, quitando en “Smack my bitch up” y “Their law”, que la base retumbaba un poco, aunque esto también ha pasado en otros conciertos de ellos a los que he ido. Veías a los pobres de seguridad tapándose los oídos como podían. Por cierto, que se portaron genial (y aguantándome después del concierto también), dando agua a todo el mundo que lo pedía, se agradecía.

En cuanto a las canciones nuevas, teniendo en cuenta que no son de mis favoritas en el álbum, (sólo “The day is my enemy” y “Medicine”), geniales, aunque creo recordar que “Medicine” fue un poco corta. “The day is my enemy” suena brutal, con los tambores de marcha militar que reconozco que me encantan. No sé por qué no es la intro de los conciertos.

Las otras canciones, pues también muy bien. De vez en cuando Liam metía algún “fill” o “sampler”, a destacar uno que no me sonaba haberlo oído, que era algo como “first there were 1, then there were none” o algo así, tampoco recuerdo antes de que canción fue…, y también, antes de “Smack my bitch up”, el ya mítico “Osaka fill”. En definitiva, genial, uno de los mejores conciertos en los que he estado, por el ambiente y por poder disfrutar sin tener que pelearte con nadie por el sitio.

Una vez acabado vino mi odisea por conseguir el setlist, o como decían los de seguridad, el “trozo de papel”. En el SOS se lo pude pedir al jefe de seguridad de The Prodigy, pero en este se me escapó, porque estuvo todo el concierto en la parte izquierda. Pero a mí cuando me da por algo, pues me pongo muy pesada (DENOX lo sabe, jaja), así que ahí estaba yo en la valla suplicando a todos los de seguridad para que me lo consiguieran, pero les tenían prohibido subir al escenario, con lo cual no había manera, sólo estaban autorizados los del staff de The Prodigy que desmontaban el escenario. En esto que uno de ellos, que estaba desmontando la batería de Leo, bajó y me dio algo mejor que el setlist, nada más y nada menos que un par de baquetas de Leo, con lo cual valió la pena quedarse un rato dando la brasa. Por cierto, al día siguiente los de seguridad aún me saludaban cuando me veían por el festival.

Baquetas

Agradecimientos a nuestra compañera Vicen por compartir con nosotros su crónica.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*